Eres dueño de todo lo que puedes imaginar

Eres dueño de todo lo que puedes imaginar